Castillo de Alfambra


Castillo
en ruinas

Orden del
Hospital

Orden del
Temple

Orden de
Monte
Gaudio


Horario


Entrada libre

Tiempo orientativo en el castillo:
13°C

Información


Ayuntamiento:

Calle Estudio, 21, (44160) Alfambra.
T. 978.770.025
www.alfambra.es

 

 

Datos de interés


Aparcar en el pueblo y subir a pie.

Mapa de localización


Coordenadas: 40.546312, -1.037398

Historia del Castillo de Alfambra


El cerro sobre el que se asentó el Castillo fue ocupado en distintos momentos de la historia debido a su excelente situación geográfica. Hay evidencias desde el Calcolítico final, siglos más tarde, en su cumbre un poblado del Bronce Antiguo-Medio, y unas centurias después, un asentamiento de la Primera edad de Hierro, situado en la base. A éste le sucedió un poblado del Ibérico Pleno en la cumbre. Pero en las evidencias más visibles son ya de la Edad Media.

Siglos IX a XI – En época islámica albergó un importante castillo. La coloración de sus arcillas permite establecer un evidente vínculo con el topónimo al Hamra («el rojo»), Alfambra, que dio originalmente al nombre con el que se conoce la villa y el río que riega su vega.

Siglo XII – El enclave fue conquistado hacia 1169 por Alfonso II, que lo donó en 1174 a la Orden de Monte Gaudio.

Se inició así un largo periodo en el que el castillo estuvo en manos de freires de distintas órdenes militares, sucesivamente:

Años 1174/1196 Monte Gaudio/San Redentor

Años 1196/1312 Temple

Años 1317/Siglo XIX Hospital

La mayor parte del tiempo tuvo la función de sede de encomienda, aunque con la primera de estas órdenes llegó a ser la casa maestral. Estas funciones supusieron la transformación del antiguo castillo andalusí en una fortaleza de tipo conventual.

El inventario de la Orden del Temple de 1289 refleja la relevancia de Alfambra, que contaba con 696 cabezas de ganado. A raíz del proceso contra el Temple, el comendador Berenguer de Olmos y los freires de Alfambra, organizaron la resistencia dentro del castillo, entregándose a las autoridades reales en mayo de 1308. Una vez absueltos los templarios aragoneses de los cargos que se les impugnaban, algunos de sus miembros recibieron una compensación económica, entre ellos tres de Alfambra.

Año 1363 – Durante la Guerra de los Dos Pedros, y perteneciendo a los sanjuanistas, el castillo fue ocupado por los castellanos, siendo recuperado poco tiempo después por los aragoneses.

El declive de la fortaleza de Alfambra fue temprano: Labaña ya se refiere a él como «un buen castillo arruinado» (marzo de 1611).

Año 2006 – El Castillo de Alfambra está incluido dentro de la relación de castillos considerados Bienes de Interés Cultural del Patrimonio Cultural Aragonés.

Fuentes:
www.sipca.es
www.castillosnet.org
ARCATUR